Aprendizaje a distancia en la educación pública de Renca

En medio de la emergencia sanitaria que vive el país por la pandemia del COVID-19, en Renca también hemos tenido que adoptar medidas que alguna vez parecían muy lejanas. A raíz de la suspensión de clases a mediados de marzo, los equipos docentes de escuelas y liceos han comenzado a implementar gradualmente el trabajo pedagógico en plataformas digitales, junto con entregar guías de aprendizaje impresas. Esto ha abierto nuevas posibilidades y oportunidades de aprendizaje tanto para estudiantes como para los docentes. En esa misma línea, todo el contacto entre los mismos profesores y apoderados ha sido a distancia y desarrollado en plataformas virtuales.

En esta nota tomamos los ejemplos de las escuelas General Alejandro Gorostiaga, R.P. Gustavo Le Paige y el Liceo Thomas Alva Edison. Este último establecimiento no solo ha tenido que implementar este método de aprendizaje para niños y niñas, sino que también para los adultos que son parte de la educación vespertina. Todo esto es un trabajo en pleno proceso de implementación, no exento de complejidades, pero que avanza a paso firme.
Los directores Jorge Cáceres (J) de la escuela Gorostiaga, Ramón Guerra (R) de la escuela Le Paige y Carolina Muñoz (C), Jefa de la Unidad Técnico Pedagógica (UTP) del Alva Edison nos cuentan sus experiencias.

¿Cómo ha sido la recepción por parte de los y las estudiantes este cambio de método de aprendizaje?

J: Sabemos que sobre el 70% de los apoderados vienen regularmente a retirar guías de trabajo impresas en la misma escuela. Estamos tratando de avanzar más en lo virtual, sin embargo, ha sido difícil cuantificar la recepción de ese material virtual.

R: La recepción ha sido bastante positiva. Contamos con un 66% de estudiantes que están participando en la plataforma Google Classroom. De todas maneras, es un método desafiante y hemos confeccionado instructivos de uso para nuestros alumnos. Esto también lo hemos complementado con entregas de guías en papel, abarcando casi al 100% de los y las estudiantes.

¿Y la recepción de los estudiantes de vespertina?

C: Los y las estudiantes de los primeros niveles (I° y II° medio de adultos) y segundos niveles (III° y IV° medio de adultos) recibieron de buena manera el trabajo en Classroom. Lo que más valoraron fue la comunicación directa que tienen con sus docentes para aclarar dudas. La mayor cantidad de alumnos en la plataforma pertenecen a los primeros y segundos niveles medios y hemos ido incrementando en niveles más bajos.

APRENDIZAJE PARA ESTUDIANTES Y PROFESORES

El aprendizaje no solo ha estado por parte de las y los estudiantes en este caso. Adaptarse a tecnologías que se veían lejanas de un momento a otro es sin duda un gran desafío en el mundo actual, donde está todo conectado. Es por eso que profesores y profesoras han tenido que poner el pie en el acelerador para tomar los cambios tecnológicos en sus manos.

¿Cómo ha sido abordado este cambio en su equipo docente?

J: El principal desafío ha sido crear apoyos virtuales. No es algo generalizado, pero hay profesores, por ejemplo, que han generado videos y podcasts para apoyar el aprendizaje. Lo más importante es que estos materiales y apoyos serán útiles no solo para estos momentos, y les ha permitido ver a los profesores nuevas posibilidades de aprendizaje con la tecnología como apoyo para el futuro.

R: Generosidad y compromiso. Creo que esas son las dos palabras que resumen la metodología de los docentes. Un gran porcentaje de ellos y ellas desconocían el uso de la plataforma Classroom. Compartimos una mirada innovadora de apoyar los procesos de enseñanza y aprendizaje.

C: Desde el equipo directivo arengamos a diario a profesoras y profesores, preocupándonos también con acciones de autocuidado a través de videos donde nos cuentan cómo están con sus familias.

¿Qué tipo de preocupación dentro de las y los estudiantes de la educación vespertina? ¿Ha habido dificultades relacionadas a la “brecha digital”?

C: La mayor preocupación de los y las estudiantes de los segundos niveles es que se vea comprometido el egreso de la educación media, considerando el riesgo de no tener los contenidos necesarios para la Prueba de Selección Universitaria (PSU) o la que se aplique este año. Reconocemos que hay una brecha digital y que hemos tratado de solventar, pensando en la posibilidad de una cuarentena y que ya no se puedan entregar las guías de papel. Sin embargo, los estudiantes adultos en su mayoría usan redes sociales, por lo que el acceso y adaptación al aprendizaje a distancia fue mucho más rápido.

EL APRENDIZAJE A DISTANCIA COMO UN DESAFÍO PERMANENTE

Desconocemos cuánto tiempo durará esta emergencia provocada por el COVID-19. Esto implica que los equipos docentes tienen una gran tarea de poder anticiparse a otras ocasiones en donde el aprendizaje a distancia sea una forma complementaria o, eventualmente, completa de entregar los aprendizajes a nuestros niños, niñas, jóvenes y adultos.

¿Cuál es el mayor desafío que ha enfrentado como equipo directivo en este tiempo de aprendizaje a distancia?

J: El principal desafío ha sido determinar el acceso a un computador con internet que tienen nuestras familias. Sin embargo, como la mayoría tienen smartphones, adaptamos contenidos para esos dispositivos. Otro desafío es que los docentes se atrevan a grabar contenidos en video. Muchas veces les da vergüenza y no hemos logrado que sea un estándar, pero vamos avanzando paso a paso.

R: Capacitar a los docentes en el uso de la plataforma, tanto para la elaboración de actividades como para realizar la retroalimentación virtual con estudiantes y sus familias. El principal acierto ha sido incorporar a los profesionales del Programa de Integración Escolar (PIE) para trabajar articuladamente con los docentes. Esto permite dar respuestas a la diversidad de estudiantes y también incorporar al equipo de convivencia para que puedan aportar con actividades, videos y realizar trabajo colaborativo con toda la comunidad educativa.

C: Algunas veces se han visto un poco desbordados. El uso de una plataforma nueva, la situación del país, grabar videos usando herramientas como la Gamebar en sus computadores o aplicaciones como la AZ Screen Recorder en el celular, se ha vuelto difícil. Por eso hemos establecido horarios de apoyo a través de Meet o Whatsapp, donde los profesores nos pueden hacer todas las consultas técnicas.

Los desafíos son varios en esta emergencia, que no sabemos con exactitud cuándo terminará. A pesar de ello, en Renca seguimos viviendo la Educación Pública desde los hogares de cada uno de los estudiantes, docentes, paradocentes y directivos de nuestros establecimientos educacionales.