Se inaugura Plaza San Miguel gracias a alianza público-privada que se desarrolla en la comuna

En el contexto de la “Alianza Renca 2030: Mesa de Actores por el Desarrollo Local Sostenible” llevada a cabo entre la Municipalidad de Renca, la Fundación Huella Local y 9 empresas del sector, este viernes se inauguró la Plaza San Miguel, antigua Plazoleta Condell, convirtiéndose en el tercer proyecto ejecutado gracias a la alianza público-privada, que tiene como finalidad mejorar la calidad de vida de los vecinos a través de la construcción y el mejoramiento de espacios y servicios públicos.

El trabajo de la Fundación Huella Local tiene como objetivo articular esfuerzos público-privados en todo el país que vayan en beneficio de los municipios más vulnerables, formando alianzas cooperativas con el fin de que los recursos captados sirvan para amplificar el impacto de proyectos de infraestructura y equipamiento, los que cuenten con la participación de la comunidad en todo el proceso.

A la Plaza San Miguel se suma a la multicancha de la Villa de San Luis de Renca, el mejoramiento del sistema de seguridad comunal y el diseño-en pleno desarrollo-de una Ciclovía y Mejoramiento del Bandejón de Calle Miraflores, obras gestadas gracias al aporte realizado por la mesa de convergencia conformada por 9 grandes empresas que se ubican en el comuna de la zona norponiente de la capital: Latin American Foods, Coca Cola Andina, CCU, Finning Cat, Interbake, Pulmahue, Agrogirasol, Work Center y MDP Andamios.

«Un mejor lugar»

Al respecto, Gonzalo Vial, Director Ejecutivo de Fundación Huella Local, recalcó la importancia de “cumplir con lo pactado y seguir fomentando y desarrollando infraestructura y equipamiento es el compromiso. Lo que más destacamos es el cómo Municipio y empresas, trabajando en conjunto pueden cambiar el destino del territorio que habitan, ahí está el valor de lo que hoy inauguramos”.

Asimismo, Claudio Castro, alcalde de Renca afirmó “Esta alianza es una oportunidad para mejorar nuestros espacios públicos, pero lo más importante es que gracias a su impacto muchos vecinos podrán mejorar su calidad de vida, y a su vez, hacer comunidad. Esperamos seguir trabajando por nuestra comuna para que con ejemplos como el de don Miguel Zamorano, además del aporte del sector privado, sigamos avanzando para que Renca sea un mejor lugar”.

Dicho proyecto tuvo un proceso participativo de cuatro meses en los que se elaboraron tres talleres junto a la comunidad, donde los vecinos presentaron sus inquietudes. Fue en este proceso donde además tuvieron la oportunidad de aportar en el diseño de la plaza, y rebautizarla con el nombre “San Miguel”, en honor a Miguel Zamorano, vecino que por años se hizo cargo del cuidado del lugar.

Ubicada en la intersección entre las calles Volcán Osorno, Arturo Prat y Condell, la inaugurada Plaza San Miguel -que hoy cuenta con implementos de entretención, además de vegetación y gravilla a su alrededor- busca ser un espacio de encuentro para cerca de 1050 de vecinos de Renca.

Cabe destacar que, con respecto a los próximos proyectos pensados para este territorio, durante 2020 se llevará a cabo el diseño de las obras, para iniciar su ejecución a partir de 2021.