Nuestra historia

La comuna de Renca, conocida antiguamente como la Villa de Renca, fundada el 6 de Mayo de 1894, está ubicada en el sector norponiente de la ciudad de Santiago, en la región metropolitana de Chile.

En la época prehispánica esta zona era conocida como La tierra de Renca, una planta silvestre muy abundante y característica del sector. Favorecida con bellos paisajes y fértiles tierras, ha sido lugar de encuentro y desarrollo de diversos pueblos y culturas ancestrales , algunos de ellos fueron: Colina (Agua Caliente); Quilicura (Piedra Torcida); Lampa (Arena blanca); Quilpué (Palo hueco); Curacaví (Varias piedras).

Ubicación

Renca es una comuna ubicada en el sector norponiente de la ciudad de Santiago, Limita con la comuna de Quilicura al norte, Conchalí e Independencia al este, Quinta Normal y Cerro Navia al sur, y Pudahuel al oeste.

Historia

Según los historiadores, las tierras de Renca fueron disputadas por los Picunches y los españoles por mucho tiempo, las tierras pertenecían a Quilacanta, que con su gente, fue uno de los principales opositores a Pedro de Valdivia, participando en las huestes que el 11 de septiembre de 1541 destruyeron la naciente ciudad de Santiago. Quilacanta, junto a Butacura, fueron dos de los ocho mapuches asesinados por doña Inés de Suárez en la infernal noche de la destrucción de Santiago. Al nacer como comuna, la Villa de Renca, así designada por ley en 1895, registraba 2.451 habitantes

De acuerdo al rol de avalúo de 1896, la comuna poseía más de cien propiedades agrícolas, de las cuales 34 eran de un valor que superaban los sesenta mil pesos cada una, esto significaba que era de gran importancia.

Su nexo con Santiago era el ferrocarril y el camino a Renca, que salía desde la Cañadilla (actualmente Independencia), callejón las Hornillas y luego de unos 5 kilómetros se encontraba Renca.

El carácter agrícola de la zona se fue perdiendo a medida que avanzaban las obras de canalización del Río Mapocho y los agricultores se fueron replegando hacia el interior del valle, con lo que Renca adquiere características de “Comuna Dormitorio”.

Para 1930 el rol de avalúo registraba 1.603 propiedades de las cuales 1.474 eran urbanas y sólo 129 rurales. En treinta años se había producido un cambio notable en la fisonomía comunal. En cuanto a su población ésta se elevaba a 11.507 habitantes, cinco veces más, de lo que tenía al crearse la comuna.

La agricultura proporcionaba todo tipo de hortalizas, verduras y frutas, también existían viñas y se cultivaban flores, como gladiolos y crisantemos. Tres de las viñas más importantes era: Santa Teresa de Lo Boza, propiedad de los padres de Balmaceda, Santa Juana (actual J. A. Ríos 1 y 2), y el Carmen (actualmente poblaciones Huamachuco 1, 2 y 3).

Fuente: “Renca: Puesta en valor de la identidad y el patrimonio como eje de desarrollo sostenible”, desarrollado por Fundación ProCultura y Municipalidad de Renca.